Ditram

Mercedes clase CLS

Compartir en:

Tras su lanzamiento en 2011, el actual Mercedes CLS ha sido sometido a una importante actualización que ha afectado tanto a la berlina de cuatro puertas como a la variante familiar de cinco, denominada Mercedes-AMG CLS 63 Shooting Brake. Recibe un nuevo frontal con unos nuevos grupos ópticos de alta tecnología LED High Performance. Como alternativa se ofrecen opcionalmente los nuevos faros Multibeam LED. Éstos dan la bienvenida al conductor iluminándose en color azul cuando éste activa la apertura del vehículo.

 Pocos más cambios han sido necesarios para que este modelo revolucionario en su día, siga siendo el rey de los sedán con aires de coupé gracias a sus elegantes y deportivas proporciones, aunque modelos como el Audi A7 Sportback no se lo pongan nada fácil. Otras novedades importantes que recibe el nuevo CLS es la incorporación de la nueva transmisión automática de nueve velocidades 9G-Tronic, propulsores más potentes y eficientes y una puesta a punto a nivel tecnológico de los distintos elementos tanto en materia de seguridad como de entretenimiento multimedia.

 En el exterior, la característica forma de sedán con estética de coupé se mantiene intacta y únicamente el frontal recibe una puesta a punto en términos de diseño. La nueva parrilla, sello de identidad de los Mercedes más modernos, y un nuevo paragolpes son su carta de presentación en la parte delantera. Pero sin duda lo más representativo de este nuevo modelo son sus nuevos faros LED, a los que la marca denomina Multibeam LED, que confieren al Mercedes CLS una mirada más intensa y están compuestos cada uno por 24 ledes que se pueden controlar de forma individual, lo que garantiza un haz de luz limpio y uniforme.

 En el interior del Mercedes-AMG CLS 2016 apenas se encuentran cambios en cuanto a diseño. Quizás la novedad más importante es la incorporación de una nueva pantalla de 8 pulgadas ya conocida en otros modelos de la marca, como por ejemplo el Mercedes Clase A. También recibe un nuevo volante deportivo de tres radios y se ha intentado mejorar el aspecto y el tacto de los materiales. Cuenta con más posibilidades de colores en el interior, nuevos tipos de inserciones están disponibles para elegir, y además, el programa de cuero Exclusive Passion, ofrece mayores niveles de personalización.

Todos los motores del Mercedes CLS cumplen con la normativa de emisiones Euro6. La principal novedad que introdujo la firma alemana con el lanzamiento del actualizado CLS es la incorporación a la gama del CLS 250d, que equipa un motor diésel de cuatro cilindros y dos niveles de sobrealimentación con turbo que produce 204 CV Y 500 Nm de par. El siguiente escalafón en la familia diésel lo ocupa el bloque de seis cilindros de la versión CLS 350d (antes llamada CLS 350 BlueTech), con 258 CV y 620 Nm de par. Destacar que es posible elegir entre propulsión o tracción a las cuatro ruedas en ambos casos.

 En cuanto a las versiones gasolina del nuevo Mercedes-AMG CLS, la principal novedad reside en la incorporación a la gama de un nuevo motor de seis cilindros biturbo. Denominado como Mercedes-AMG CLS 400 4Matic Coupé, alcanza los 333 CV de potencia, mientras que el par aumenta considerablemente hasta alcanzar los 480 Nm, disponibles desde tan solo 1.200 vueltas: el milagro de la sobrealimentación. Con la llegada de este nuevo CLS desapareció el que hasta entonces era el tope de gama excluyendo las versiones firmadas por Mercedes-AMG, el CLS 500, con un motor de ocho cilindros de 408 CV y 600 Nm de par. 

 Pero la guinda al pastel, como es habitual en todo buen Mercedes que se precie, son las poderosas versiones AMG. El Mercedes-AMG CLS 63 recibe dos niveles de potencia. La versión normal equipa el conocido motor V8 biturbo con 557 CV y 720 Nm de par, mientras que el tope de gama absoluto corresponde a la versión Mercedes-AMG CLS 63, con 585 CV y 800 Nm. La principal novedad en este sentido es la introducción del sistema de tracción a las cuatro ruedas AMG 4Matic, que mejora tanto la capacidad de agarre como las prestaciones, convirtiendo a este modelo en uno de los más rápidos de su categoría.

 El Mercedes CLA Shooting Brake se basa en el CLS normal, pero en lugar de una carrocería con cuatro puertas, tiene cinco gracias al portón del maletero, aunque no hay que esperar más practicidad en términos de carga. De hecho, en Mercedes no se ‘cortan’ a la hora de admitir que la practicidad no es su objetivo principal. Aun así, su maletero hace que llevar el equipaje de la familia sea una tarea mucho más sencilla. Curiosamente, al igual que sucede con el Mercedes CLA Shooting Brake, el CLS familiar no tiene ningún rival directo, lo más parecido puede ser un Audi A6 Avant o un BMW Serie 5 Touring.

 Con el Mercedes CLA familiar se puede llevar a un pasajero más, puesto que de serie viene con cinco asientos (el Mercedes CLS normal solo tiene dos asientos detrás, no hay opción de disponer de cinco plazas). A pesar de su elevada línea de cintura no da sensación de desahogo y la caída del techo es suficientemente tendida como para que los que cuenten con una alta estatura rocen con el techo.

 A la hora de conducir, apenas se notan diferencias con respecto al Mercedes CLS 2016. Pisa con aplomo, ofrece una gran calidad de rodadura y todo se maneja con el mínimo esfuerzo. La suspensión Airmatic, de serie, se encarga de ofrecer un ‘set up’ deportivo o más cómodo y el eje trasero además es autonivelante. La visibilidad trasera es justa debido a una luneta pequeña y la visión en tres cuartos tanto trasera como delantera es un poco escasa por el Pilar C o la posición del retrovisor. De nuevo la forma contra la función.

 Como su hermano de cuatro puertas, el familiar también está disponible en versión deportiva. Se llama Mercedes-AMG CLS 63 Shooting Brake y, como en el CLS normal, se ofrece con un único propulsor V8 biturbo con dos niveles de potencia. El de acceso, por llamarlo de alguna forma, ofrece 557 CV de potencia que son gestionados por sus cuatro ruedas, a diferencia del de cuatro puertas, que solo usa las ruedas traseras. El modelo más potente, el que lleva apellido ‘S’, eleva dicha cifra hasta los 585 CV y cuenta también con el sistema de tracción a las cuatro ruedas AMG 4Matic, por lo que es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer