Ditram

Mercedes Benz A45 AMG. Ciudadano AMG.

Compartir en:

Cuando un auto reúne soluciones mecánicas que, se convierten en intensas emociones para su conductor, la ingeniería se transforma en arte.

Deportividad, rapidez y poder, son las primeras impresiones que nos dará el novedoso Mercedes Benz A45 AMG al pisar su acelerador. Con la autopista por delante, el A45 AMG despliega sus virtudes y la garra propia de un deportivo, para ofrecer un nivel de performance antes imposible de ver en un auto compacto. El trabajo, la ciudad, las preocupaciones, quedan atrás. Es tiempo de velocidad. Es el universo AMG.

El A45 AMG puede comportarse de manera ligera y elegante, pero sabes que cuando llega la hora de la verdad, cuentas con 360 HP en el acelerador que harán brotar espectaculares sensaciones de conducción. En la pista se le puede sacar todo el provecho, tanto en aceleración como con la precisión y el aplomo con el que toma las curvas. La brutal aceleración nos aplasta contra los asientos. El sensacional auto llega a los 100km/h en apenas 4.6 segundos.

Desde que se lanzó al mercado el Mercedes Benz Clase A, comenzó la espera por la variante de mayor despliegue. Desde un inicio, para los fanáticos de la performance fue imperante conocer el desempeño de lo que traía AMG para este interesante modelo, que rompió no solo con los cánones históricos de la marca germana, sino también con los de la automoción en general. Un fenómeno que se produjo, en parte, gracias a un diseño que quita el aliento.

Por fuera, los cambios estéticos de la variante AMG son sutiles, lo que dota al A45 AMG del encanto de la discreción. No se trata de un deportivo estridente. Su elegancia es manifiesta y su diseño, más agresivo. Los detalles que denotan sus genes de furiosa deportividad son sus llantas negras, los faldones y su parrilla central más abierta, con la estrella sostenida por dobles segmentos horizontales.

Por dentro, se notan algunos detalles deportivos respecto a la Clase A. La explicación es sencilla: Este último basó su diseño de la cabina en los formatos utilizados por AMG, dotándole desde la base de una clara inspiración deportiva. Sobresalen los difusores de aire en rojo, asientos y volante deportivos, molduras tipo fibra de carbono, pedales de aluminio, techo de color negro y cuadro de instrumentos AMG.

La experiencia se centra en el conductor y en la relación que establece con el automóvil. El A45 AMG es un compañero excepcional. No solo es un amigo que puede llevarte a tu trabajo con estilo, sino que además te brinda toneladas de diversión y emociones intensas, que al mismo tiempo es capaz de sacarte de problemas en carretera o en la ciudad. Su conducción es exacta. Con un toque en el acelerador saldrás ágilmente del atasco.

Y lo hace con razón. La posición de los controles, la proyección de la información en la pantalla convierten el habitáculo del A45 AMG en una experiencia de alta competencia. Son sólo el hombre, la máquina y la velocidad.

El motor A45 AMG explora límites en los cuales ningún constructor se ha atrevido a llegar. Se trata del motor de cuatro cilindros y 2.0 litros más potente del mundo, con 360 caballos de fuerza que alcanza a 6000 revoluciones por minuto, con un torque que llega a los 450 Nm, desde apenas 2.250 revoluciones.

Esta maravilla de la ingeniería moderna está en nuestras vidrieras, a tu alcance. Para acceder a ella, tan solo debes pinchar aquí.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer