Ditram

Mercedes AMG S63 S65. Magia y elegancia al volante.

Compartir en:

El AMG S63 y El 65, son de esos carros teutónicos que mezclan el lujo suntuoso, con poder de hacer temblar la tierra. Enormes tomas de aire delanteras, ruedas grandes y tubos de escape sobresalientes, hacen alusión a la potencia de estos coches.

El motor del AMG 63 desarrolla 577 caballos de fuerza, con un doble turbo V8 con tracción en todas las ruedas. El AMG S65 alcanza los 621 caballos de fuerza de doble turbo V-12, que envía 738 libras de torque a las ruedas traseras.

En su interior se aprecia mucho cuero y mucho carbono. Son básicamente sedanes, sin necesidad de tener cuatro puertas.

Muchas “chucherías” acompañan a estos vehículos, que están por fuera de los estándares normales de la industria de la automoción. Y son realmente sorprendentes, aunque muchas de ellas no vienen con el Kit de fábrica. Una de ellas es la función de masajes con piedras calientes en los asientos delanteros.

El techo de control Magic Sky, que convierte de transparente a opaco, o en cualquier punto intermedio a través del conmutador electrónico, o el refrigerador para los asientos traseros, e incluso la ayuda activa para aparar. Estos coches son máquinas que abastecen los deseos de la mayoría de la gente, que a veces, ni siquiera sabían que tenían.

Como corresponde al a naturaleza de la Clase S, los AMG S63 y AMG S65 están repletos de características avanzadas.   Mercedes Benz incorpora algunas tales como auto-arranque y parada intuitiva, Cámaras de visión, detección de coches o peatones cercanos, posibilidad de retirar las manos del volante durante 16 segundos, reconocimiento de voz y muchas novedades en materia de información y entretenimiento.

Una de las tecnologías que vienen incorporadas en los AMG S63 y AMG S65, es la transmisión 4MATIC de tracción total, presumiblemente a causa de la V-12, con 738 libras de torsión. Finalmente, los beneficios de la transmisión son apreciables en las pistas. El control de estabilidad no se puede desactivar completamente, y siempre está interviniendo para evitar sobre saltos o sacudones bruscos.

Más potencia y menos capacidad de tracción, significan mayor velocidad. El AMG S63 va de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.1 segundos. El cuarto de milla lo cubre en 1.2 segundos.

La función de control de la suspensión neumática no resulta tan “mágica”. Aunque los coches tienen la capacidad de detectar las imperfecciones de la carretera a través de una cámara y establece los correctivos necesarios para minimizar los golpes del sobresalto. Las llantas forjadas de 20 pulgadas los ayudan en este propósito.

Agradables a la vista y al oído, fáciles de conducir, confortables en su interior y no tan fáciles de adquirir, los AMG S63 y AMG S65 han impactado en su presentación en sociedad. Inicialmente probaremos las versiones básicas y posteriormente daremos un dictamen del rendimiento en carretera, en donde, como de costumbre los exigiremos al máximo.

En las vidrieras de los concesionarios españoles ya se encuentran los dos. Los precios son altos, pero en verdad lo valen. Igualmente existen buenas opciones de financiamiento y pues nada… finalmente no todos pueden darse estos gustos y eso es lo que hay que pensar.

Si quieres ver imágenes, fichas técnicas completas, precios, equipamento, condiciones de venta y de financiamiento, por favor pinche aquí.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer