Ditram

Mercedes-AMG GT Roadster y GT C Roadster 2017: Presentados en el salón “Los Angeles Auto Show”

Compartir en:

El Mercedes-AMG GT Roadster es un descapotable para dos que trae la capota de lona que deriva del Mercedes-AMG GT Coupé. Hay 2 versiones —GT y GT C— que se distinguen, principalmente, por la potencia del motor y por los ajustes del chasis.

La capota tiene un mecanismo eléctrico que la quita y la pone en nada más y nada menos que 11 segundos, una operación que se puede hacer con el vehículo en movimiento, siempre que circule a velocidades inferiores a 50 km/h. Para hacer la estructura de la misma, Mercedes-AMG ha utilizado una combinación de acero, aluminio y magnesio con el objetivo de hacer menor el peso total del conjunto. La parte textil de la capota está compuesta por 3 capas de lona y se puede elegir en 3 colores: negro, rojo o beis.

Habitualmente en los autos descapotables, Mercedes-AMG ha reforzado algunos puntos de la estructura —soportes del salpicadero, junto al eje posterior y tras los asientos— para suplir la falta de rigidez causada por la eliminación del techo. Como resultado, el peso total de las 2 versiones es más elevado que el de sus homólogos con carrocería coupé: 1670 y 1735 kg respectivamente (55 y 90 kg más que los AMG GT Coupé y AMG GT-S Coupé).

Las 2 versiones llevan un motor de 8 cilindros dispuesto en V con 3982 cm³ de cilindrada, 2 turbocompresores e inyección directa de combustible. La versión de menor potencia, que es la que lleva el GT Roadster, tiene 476 CV de potencia a 6000 rpm y un par máximo de 630 Nm que se mantienen constantes entre 1700 y 5000 rpm (un margen muy amplio). La versión más potente (GT C Roadster), da 558 CV entre 5750 y 6750 rpm y 680 Nm de par entre 1900 y 5750 rpm.

La caja de cambios es la misma que llevan las variantes con carrocería de tipo coupé: es automática de doble embrague con 7 relaciones («AMG SPEEDSHIFT DCT»). Tiene varios modos de funcionamiento seleccionables desde un mando circular situado entre los 2 asientos en la parte delantera y puede manejarse de manera manual desde unas levas que están colocadas detrás del volante.

La versión de 476 CV en 4 segundos llega a los 100 km/h y puede rozar los 302 km/h y tiene un consumo medio homologado de 9,4 l/100 km. La versión de mayor potencia (GT C Roadster), lógicamente, es un poco más ágil. Acelera en 3,7 segundos de 0 a 100 km/h, y este llega a los 316 km/h sin despeinarse, gastando 1,4 l/100 km de media.

La versión «GT C Roadster» de 558 CV, tiene algunas de las soluciones estrenadas por el GT R Coupé. Las ruedas de atrás, por ejemplo, tienen capacidad para girar en curvas hasta un máximo de 1,5 grados. Hasta 100 km/h lo hacen en sentido contrario a las de delante, mientras que, por encima, lo hacen en el mismo. También los parachoques de ambos extremos son diferentes y tienen como objetivo mejorar el apoyo aerodinámico del vehículo a alta velocidad y aumentar la refrigeración del motor y de los frenos. Como consecuencia, la parte posterior del vehículo es 57 mm más ancha que la de la versiónGT Roadster.

La suspensión de ambas versiones es de tipo independiente en las 4 ruedas y tiene muchos elementos fabricados en aluminio forjado. Hay 2 tipos de amortiguadores: no presentan opción de ajuste (son los que lleva la versión GT C Roadster) y otros controlados electrónicamente (son los de la versión GT C Roadster).

El sistema de frenos también es distinto en función de la versión elegida. La de menor potencia tiene 4 discos de 360 mm, mientras que en la de mayor potencia, los delanteros son más grandes (390 mm). Con las medidas de llantas y neumáticos ocurre lo mismo: la versión de 476 CV tiene llantas de 19 pulgadas en ambos ejes y neumáticos en medidas 255/35 (eje delantero) y 295/35 (eje trasero). La de 558 CV tiene llantas de 19 pulgadas en el eje de delante con neumáticos 265/35 y de 20 pulgadas con neumáticos en medidas 305/30 en el de atrás.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer