Ditram

El nuevo concepto para los repartos del futuro: Mercedes-Benz Vision Van

Compartir en:

Este vehículo se posiciona en el centro de todas las miradas en lo que a futuro se refiere, entendido este como trabajo de fabricantes en un futuro limpio y no tripulado.

En torno a la marca germana gira un gran negocio de vehículos utilitarios en donde el eje principal son sus camiones de reparto y Vans. Mucho se puede decir de la generación actual de Vans de Mercedes-Benz, pero el aspecto más relevante ahora es el futuro, el cual la compañía alemana ejemplifica con en el concepto Mercedes-Benz Vision Van.

Se trata de una van eléctrica completamente autónoma diseñada para actividades de reparto de mercancía. El concepto está acondicionado para albergar un tripulante que realizará las labores de entrega de mercancía, las cuales estarán apoyadas por dos drones ubicados en el techo de la Vision Van.

El control del auto podría ser tomado por el tripulante en caso de necesidad con una palanca de control o joystick, pero serán los sistemas de conducción autónoma los encargados de dirigir en líneas generales a la van. Además, por dentro, no tiene grandes instrumentos y controles conocidos y en vez de esto tiene terminales de computadoras que indican como está el vehículo e información de seguimiento y avance de las tareas propias del reparto.

La Vision Van tiene una autonomía que puede variar entre 80 a 270 kilómetros por carga, varía tanto ya que es dependiente de las exigencias y condiciones que rodean el día de trabajo, gracias los 75kW de su tren motriz.

Desde el puerto de carga la Vision Van saldría con una ruta preestablecida para el reparto de los paquetes cargados en ella previamente. Según el acceso a los lugares de entrega y en general de la logística del día, algunos de los repartos estarán a cargo del tripulante y otros mediante el uso de los drones. La asignación de estos paquetes al uno o a los otros se hará a través de un sistema de estantes robotizados, por lo que no se necesitará ingresar al área de carga.

Con todo esto, el futuro de los repartos estará rodeado del uso de energía más limpia, sin factores contaminantes para el ambiente, con sistemas autónomos más eficientes, pero quizás con el sin sabor de menos empleos en las empresas que recogen y entregan mercancía.

La Vision Van es parte de la cadena de reparto que está interconectada durante todo el proceso. A través de diversos algoritmos se controla, de forma autónoma y sin intervención humana, la carga de bultos, la gestión del espacio de la carga de la furgoneta y la ruta, tanto para el vehículo como para los drones de reparto.

Gracias a un software de gestión, los envíos se preparan automáticamente en el centro logístico y se almacenan en un sistema especial de estanterías. Unos vehículos autónomos cargan las estanterías en la furgoneta utilizando un procedimiento automatizado especial, denominado One Shot Loading o carga en una sola operación, tal como se puede ver en la imagen principal de esta información.

La gestión inteligente del espacio de carga selecciona los paquetes para la entrega manual, a través de un repartidor, una vez que la furgoneta ha llegado al punto de descarga. En paralelo, el sistema prepara dos drones con una carga útil de 2 kg cada uno para su entrega autónoma dentro de un radio de 10 km.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer