Ditram

CLS 63 BRABUS. Prueba exclusiva.

Compartir en:

Tal vez hayas tenido esa sensación de piel de gallina que te golpea antes de una primera cita. Pues eso es exactamente lo que sentimos al enfrentarnos por primera vez al CLS 63 BRABUS. Se trata de una máquina irreal, que está un paso delante de los Mercedes Benz AMG. Como si fuese poco, el coche no ha sido presentado en ningún salón del automóvil y esta es su primera aparición en sociedad.

Empecemos por lo importante. El motor de este CLS 63 BRABUS ofrece 557 caballos de fuerza y 73.4 libras de pie torsión. El coche, original de fábrica ya es lo suficientemente brutal. Sin embargo estará disponible en tres versiones aún más potentes: 620, 730, y 850 caballos de fuerza.

Para entender lo que es un BRABUS, lo compararemos con aquellos restaurantes que cobran más por los mismos platos, pero con ingredientes adicionales en la receta. Así es que si quieres un Mercedes Benz personalizado y único, lo que quieres es un BRABUS.

El CLS 63 BRABUS, en el exterior, tiene casi el mismo diseño que el modelo de Mercedes Benz, solo que no tiene la estrella de las tres puntas en la parrilla. Esto es bueno si se prefiere la discreción, lo cual es un poco difícil si se tiene un coche de 4.96 metros de largo y llantas de aleación de Rin 19.

Una vez entendemos que este es un Mercedes Benz de la clase CLS, modificado para mejorar (algo que parecía imposible), hablemos del auto. El motor es un 5.5 V8 biturbo que no recibió muchos cambios con respecto a la versión AMB, pero si una actualización en el sistema de gestión y un aumento en la presión de sobrealimentación, que le permiten alcanzar 620 caballos de fuerza y 101 libras de pie torsión.

El despegue no es tan fácil y requiere un poco de paciencia. Hay que pisar el pedal del freno, presionar el botón de los modos de conducción para seleccionar uno, mover la palanca, pulsar el desplazamiento del acelerador. A decir verdad, en el primer intento es difícil lograrlo, sin embargo, si no te rindes la recompensa en aceleración te hace alcanzar los cien kilómetros por hora en tan solo 3.8 segundos.

Sorprendentemente, después de oír lo anterior, esta máquina de 1945 kilos es fácil de domesticar, incluso a altas velocidades. La dirección se vuelve un poco pesada a medida que se acelera, lo que aumenta la sensación de estabilidad. La suspensión ajustable, los frenos ventilados, la tracción en las cuatro ruedas y la transmisión de doble embrague de siete velocidades son las del 63 AMG.

Si la aceleración es buena, el frenado es igualmente eficiente. A 100 kilómetros por hora, bastan 39.4 metros para detener la máquina. Para hacernos una idea del poder de este CLS 63 BRABUS, el AMG GT S, que es el modelo más deportivo de la marca actualmente, tarda 4.1 segundos en alcanzar los cien kilómetros por hora. Por supuesto, el rendimiento de este BRABUS es impresionante.

BRABUS está en España desde 2012 y desde entonces han llegado 19 coches. Todos ellos muy exitosos en ventas. Tanto los AMG como los CLS de Mercedes Benz, están disponibles en nuestros concesionarios. BRABUS, se pueden obtener bajo pedido. Pero si deseas conocer el coche un poco más de cerca, solo tienes que pinchar aquí.

Categorías

Etiquetas

Tu sitio ni tiene ningún etiquetas, así que no hay nada que mostrar aquí de momento.

logo footer